Recomendaciones para un verano diferente

Estamos viviendo un gran periodo de incertidumbre, y este no iba a ser menos. Entre des-escalada parcial, nueva normalidad, rebrotes y escalada, definitivamente vamos montados a lomos de un gran dragón que nos sube y que nos baja. Cada día es distinto, cada semana diferente y todos los períodos habituales y esperables que conocíamos, se han desdibujado, son recuerdos difuminados. Y en medio de todo esto, el verano y nuestros hij@s y seres queridos con TEA.

Y en un verano tan atípico, ¿qué hacemos?

Pues es complicado imaginarse una normalidad cuando estamos en constante período de adaptación y esto que está pasando nos ayuda a imaginar lo que sienten las personas con autismo a diario. Nos quedamos sin referencias en el contexto y nos crea inseguridad y ansiedad. Frente a esta situación, podemos intentar emplear estrategias que nos ayuden a llevar mejor lo que está ocurriendo, y como siempre, buscamos prácticas sencillas que sabemos que funcionan. Aquí vamos a dar una pequeña recopilación de ellas.

1. Mantener un horario.

Debemos mantener un horario.  ¿Eso significa que necesita tener todas las horas del día programadas? ¡No! Cada familia maneja sus horarios de manera diferente, y al final elegimos lo que mejor nos viene, pero tener un horario, nos puede ayudar a reducir la ansiedad. Podemos establecer un horario mínimo para algunas actividades básicas, como despertarse y acostarse. Los fines de semana son fines de semana, y puedes ser un poco más flexibles con ellos como lo harías durante el horario escolar. Pero durante la semana se han establecido horarios para levantarse, acostarse y ciertas actividades que se esperan realizar durante el día.

Algunas estrategias:

  • Mantener rutinas.
  • Utilizar indicadores de tiempo.
  • Anticipación (con apoyo visual) de cambios.
  • Ante cambios de contexto, estar atentos a nuevos estímulos.
  • “Kit de actuación”.

2. Mantener a l@s niñ@s involucrad@s.

Cada persona con autismo tiene capacidades diferentes, y su potencial empieza cuando son niños. Desde pequeños podemos fomentar que participen en tareas en el hogar y otros aspectos que nos hemos dado cuenta de su importancia durante el confinamiento y que contribuyen a los siguientes beneficios:

  • Mejora de la independencia.
  • Aumento de la actividad física.
  • Reducción de tiempos de aburrimiento.
  • Reduce la ansiedad.
  • Fomenta la participación y la interacción.
  • Da un propósito y un sentido a la cooperación familiar.
  • Aumenta la responsabilidad de la persona con autismo: le hace crecer en otras áreas que serán útiles para su desarrollo personal.
  • Reduce la ansiedad en los cuidadores, les hace modificar su rol.

 ¡Nunca pienses que tus hijos no pueden participar y ayudar! Podrías hacer que pongan cubiertos en la mesa, que lleven una bolsa a la basura o que traigan víveres. Mantén a tus hijos involucrados. Les da un sentido de propósito, y deberían estar contribuyendo a la familia. En este post, te damos más ideas sobre actividades de la vida diaria (AVDs) que son útiles para el desarrollo de las personas con TEA:

3. Sal fuera (con mascarilla, pero sal)

Sabemos que a veces las actividades al aire libre pueden ser un desafío, y más ahora que tenemos zonas próximas con rebrotes. Algunos de los parques han abierto de nuevo, así que ve temprano antes de que haga demasiado calor. Acudir a parques y dar paseos son excelentes actividades, así como la práctica de actividad física o deportiva que estimulan el desarrollo cognitivo del cerebro y mejoran el bienestar emocional.

4. Pocas pantallas

En el confinamiento, nuestros hij@s con TEA han tenido tanto tiempo frente a la pantalla de ordenadores y de tablets, e incluso del televisor que en recomendable de reducir la cantidad de tiempo que están frente a la pantalla. Intenta pensar en cosas alternativas para alejarles de las pantallas. 

Esto implica que tenemos que proponer actividades alternativas: una tarde de cine familiar en la que va a ver su película o programa favorito; los juegos de mesa son una excelente opción. Aquí dejamos algunas ideas más para actividades diferentes y consulta nuestro post de LudeTEA en casa y LudoTEA en casa (2a Parte) :

  • Circuitos motores 
  • Juegos de mesa
  • Actividades de relajación (masajes, música, …)
  • Hacer “cabañas” 

5. Trabajar en habilidades.

Este también es un buen momento para trabajar en las habilidades en las que la persona con TEA ha tenido dificultades dentro de la escuela. Pero si quieres trabajar en habilidades motoras finas, por ejemplo,mediante manualidades divertidas que le puedan gustar. Hable con sus profesores y terapeutas para obtener ideas sobre cómo ir estableciendo pequeñas metas que sean lúdicas.

Y por último. DIVERTIRSE, DIVERTIRSE Y DIVERTIRSE.

Desde Fundación ConecTEA, os deseamos un feliz verano, aunque este año, sea un poco raro.

Nos vemos a la vuelta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

× ¿Cómo puedo ayudarte?