Pedagogía terapéutica en alumnado con TEA: funciones y recursos.

El concepto de educación especial ha ido evolucionando a lo largo de los años, y con él, las funciones de la pedagogía terapéutica.

La evolución de la pedagogía terapéutica en las últimas décadas ha avanzado desde los antiguos conceptos de la marginación y segregación de las personas con discapacidad que debían adaptarse al contexto hasta finalmente dar lugar a la inclusión educativa, laboral y social, entendiendo la adaptación de los entornos.

Los especialistas en Pedagogía Terapéutica surgen para tratar de fomentar y desarrollar la evolución académica y el desarrollo evolutivo de los/as niños/as para que éste sea lo más óptimo posible, mediante la educación especial. Cuando hablamos de Pedagogía Terapéutica, nos referimos ‘‘al arte de acercar los conocimientos y desarrollar las habilidades necesarias en aquellas personas que tienen más dificultades para llegar a ellos, debido a sus especiales capacidades’’.

Funciones de la pedagogía terapéutica

Son muchas las funciones que tiene el/la profesional de Pedagogía Terapéutica, entre otras se marcan las siguientes:

  • Ofrecer una atención personalizada (apoyo individual o grupal, para trabajar aspectos específicos, materiales que precisen apoyo directo o indirecto).
  • Elaborar y adaptar materiales para trabajar aspectos curriculares y habilidades específicas en el desarrollo de los/as niños/as.
  • Elaborar un plan de trabajo individualizado para cada alumno/a en función de los objetivos planteados.
  • Coordinarse con el resto de profesionales que trabajen con el/la niño/a para aunar metodologías de trabajo.
  • Informar y orientar a los padres o tutores legales de la evolución de sus hij@s con el fin de unificar criterios y seguir la misma línea de intervención.
  • Apoyar y guiar al niño/a.

El/la profesional de Pedagogía Terapéutica adapta las sesiones a las necesidades de cada niño/a, usando diferentes metodologías para su intervención y así ayudarle a comprender y/o adquirir diferentes aspectos, entre los que destacamos:

También es importante mencionar que para fomentar y desarrollar todas estas habilidades es necesario crear y adaptar materiales que serán utilizados de la forma más adecuada para cada niño/a.

La tecnología como aliada de la pedagogía terapéutica

El boom tecnológico en el siglo XXI supone un gran cambio en la forma de enseñar y aprender para los/as niños/as, por eso vemos necesario que se adapten actividades y/o juegos, y se trabajen diferentes aspectos a través de recursos tecnológicos. La continua aparición de las nuevas tecnologías hace necesario mantener una enseñanza actualizada a fin de garantizar la integración de los/as niños/as en nuestro tiempo, como por ejemplo usando tablets y smartphones.

En Fundación conecTEA utilizamos diversos recursos tangibles, individualizados y digitalizados. Algunos ejemplos son:

  • Actividades y/o juegos interactivos para el aprendizaje.
  • Materiales manipulativos y adaptados.
  • Pantalla digital.
  • Juegos educativos de mesa.
  • Plastilina, arena mágica, juegos de pinzas, etc.
  • Aplicaciones de enseñanza/aprendizaje.
  • Apoyos visuales.
  • Además de recursos clásicos como papel y lápiz también imprescindibles en el desarrollo evolutivo y académico.

Todo ello con una finalidad: aprender jugando.

¿Cómo ha evolucionado la educación especial en los últimos años? Si quieres dejarnos tu opinión, puedes compartirla y enviarnos un comentario.

Estamos #JuntosenelAutismo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

× ¿Cómo puedo ayudarte?