Apoyos visuales para la salud bucodental en el TEA

Las personas con TEA pueden presentar un mayor riesgo de problemas bucodentales, debido a sus dificultades de entender y participar en actividades básica de la vida diaria como es su higiene, no consiguiendo que cooperen por diferentes motivos y también muchas veces por otros tratamientos médicos que siguen, que causan efectos secundarios en la salud bucodental. De esta manera, es primordial que acudan cuanto antes a la consulta del odontopediatra para tratar de establecer una familiarización con la misma y crear una rutina en la higiene oral. 

Por otro lado, la figura de la familia como rol educador en este aspecto es esencial: debe estar presente como el impulsor de mantener una correcta salud bucodental. Por ello, es fundamental recordar que no hay lugar para lo inesperado y que avisar con cierta anticipación junto con la información necesaria es primordial si tenemos pendiente una cita con el especialista y más cuando hablamos de personas con autismo. De esto se deriva la necesidad de recurrir en ocasiones a un protocolo de desensibilización sistemática que comenzará previamente cuando la persona acuda a la consulta.

La visita al dentista

Cualquier persona tienen los mismos requerimientos de atención odontológica que una persona autista, pero la diferencia es que aquí cualquier profesional para tratarlos va a necesitar otras habilidades además de las clínicas. Por supuesto no hablamos de las «soft skills» o habilidades de orientación al cliente que cualquier profesional debería tener al tratar personas o atender pacientes. Nos referimos a que es necesario conocer y disponer de estrategias que le permitan entender lo que su paciente autista le intenta transmitir y disponer de herramientas que mejoren la comunicación y otros aspectos.

Es necesario trabajar el uso del instinto (qué es lo que realmente explica el comportamiento) y la creatividad (disponer de un abanico de estrategias) ya que cada individuo es único y la mayoría de los detalles se aprenden de la experiencia personal con ellos. 

Cualquier persona con autismo puede suponer un reto en el ámbito odontológico por el desconocimiento de este perfil por parte del profesional y debido al variado y posible cuadro complejo que presentan con actitudes comportamentales inherentes, por lo que es necesario conocer sus características a nivel biológico, sensorial, comunicativo-lingüístico, comportamental, autonomía, social y de su sistema estomatognático para poder diseñar un abordaje adecuado para cada uno de ellos que acuda a la consulta.

Existen, además, distintas barreras para el cuidado de la salud oral en personas autistas ya que hay una falta de percepción de la patología oral y de las necesidades de tratamiento: ¿por qué cuidar la higiene oral cuando para muchas personas es algo desagradable o cuando no es uno de mis intereses?

Por ello, estas dificultades van a exigir que el profesional que los atienda tenga una preparación adecuada, con conocimientos propios o específicos de su profesión, así como dominio de características relevantes en personas con autismo y conocimientos de las habilidades y necesidades del paciente proporcionando una buena experiencia y así establecer un vínculo terapéutico y una empatía adecuada para facilitar la prestación del servicio odontológico.

  • Observa su respuesta mediante juegos. El primer paso es proponer al niño/a jugar a los dentistas. Le anticipamos de forma visual que vamos a jugar a los dentistas. El objetivo es averiguar qué aspectos relacionados con el dentista le gustan y cuales no le gustan o incluso le causan temor. Podemos usar el juego de Play Doh Dentista ™ (Hasbro). Por medio de este juego le permite conocer y tocar los instrumentos dentales consiguiendo alcanzar cierta desensibilización.
  • Analizar y concluir. El segundo paso de la desensibilización sistemática consiste en extraer conclusiones a partir de las observaciones realizadas. Algunas conductas que puedan desencadenarse por el uso de herramientas poco familiares empleadas en este servicio podrían sustituirse, en la medida de lo posible, por otras que la persona con autismo tolere mejor, como en estos ejemplos:

Hay aparatos que además de vibrar, son ruidosos, se podrían utilizar otros más silenciosos.

Se observa que no le gusta que se le introduzca el espejo-palo. Conseguiremos otra herramienta espejo menos aversiva para que se visualice la parte intraoral de la boca.

  • Habituación a la situación. La última fase del programa de desensibilización sistemática es la habituación. Esta fase dependerá del ritmo de la persona. Es importante descomponer en pequeños pasos para que la persona con autismo tolere entrar a la consulta de dentista, permanecer sentado y que, por último, permita la manipulación intraoral con diferentes herramientas que use el profesional. Se irá poco a poco aumentando los pasos, incorporando niveles de exigencia de manera gradual. Es importante recordar que no cambiaremos de paso hasta que el niño/a haya conseguido el anterior.

La salud bucodental de las personas autistas.

Las características propias de este colectivo le confieren un apartado especial. Las personas con autismo poseen una serie de hábitos nocivos relacionados con la boca: respiración bucal, morderse la ropa, meterse los dedos en la boca, queilofagia, onicofagia, chupar o morder objetos, hacerse úlceras  por mordisqueo, etcétera. De ahí la necesidad de hacer un buen examen clínico para estudiar los resultados y analizar los datos obtenidos en la entrevista a los padres o cuidadores.
Como consecuencia de todos estos hábitos nocivos se produce, con mayor frecuencia, una maloclusión, y se presentan problemas en las principales funciones del sistema estomatognático: respiración, deglución y masticación.

Casi el 45% de los niños y adolescentes con autismo utilizan medicamentos cuyos efectos secundarios tienen implicaciones dentales. Los efectos secundarios incluyen boca seca, encías demasiado grandes, dolor de muelas, cambios en la salivación, sangrado prolongado y alteración del gusto. Los efectos secundarios incluyen boca seca, encías demasiado grandes, dolor de muelas, cambios en la salivación, sangrado prolongado y alteración del gusto.

Los medicamentos también pueden causar trastornos motores que pueden afectar las prácticas eficientes de cuidado bucal. El rechinar de los dientes, lo que resulta en el desgaste de la estructura dental, también se ha observado con frecuencia en estos niños.

Aquí puedes ver un resumen de los principales problemas dentales en personas autistas:

El uso de soportes visuales como estrategia hacia el éxito

Para abordar nuevas experiencias, como es la visita al dentista, es esencial aplicar estrategias directas para obtener respuestas adecuadas al entorno por parte de la persona con TEA. Se trata del uso de apoyos visuales ya que resulta primordial informar a la persona qué va a ocurrir. Se trata de una clarificación, un código alternativo al lenguaje oral o al uso instrumental, que persigue mejorar la comprensión de la persona cuando acude al dentista.

Ejemplo de pequeña historia social. Autor pictogramas: Sergio Palao Procedencia: ARASAAC (http://arasaac.org) Licencia: CC (BY-NC-SA) Propiedad: Gobierno de Aragón. 

Por un lado, debemos tener claro que las personas con autismo son aprendices visuales y, por tanto, la información presentada por ruta visual y de manera secuencial es más fácil de comprender que aquella de manera auditiva y temporal. Además, esta herramienta nos ayuda a que la información sea concreta y permanezca en el tiempo, no desapareciendo.

¿Por qué son tan importantes los apoyos visuales?

Porque generan orden y predictibilidad, lo que permitirá garantizar una mayor tranquilidad y autonomía en la actividad y a su vez evitar situaciones que incremente ansiedad, conductas inadecuadas o conductas pasivas. Un ejemplo práctico es el uso de agendas en jornadas escolares donde se planifica y anticipa la sucesión de acontecimientos temporales. Estas agendas permiten afrontar las dificultades a las que dan lugar las distintas maneras en las que se manifiesta la intolerancia a lo nuevo, a la incertidumbre.

Por tanto, lo primero de todo es saber qué conoce la persona sobre la visita al dentista y a partir de esa información definir qué queremos informarle y cuánto necesita saber. Para ello, será necesario programar los pasos de esa actividad y anticiparlos en su agenda. Es importante hacerlo poco a poco exponiendo de forma gradual e incrementando el nivel de exigencia.

Ejemplos de apoyos visuales. Autora: Iris Raboso Guijarro Autor pictogramas: Sergio Palao Procedencia: (http://arasaac.org) Licencia: CC (BY-NC-SA) Propiedad: Gobierno de Aragón.

El manejo odontológico en el autismo

En general cuando tenemos que ir a un sitio que puede suponer una situación que genera miedo o ansiedad con una persona autista, es habitual realizar programas de desensibilización sistemática. Los programas de desensibilización sistemática se utilizan en personas con autismo para abordar miedos o situaciones desconocidas presentes y en diferentes lugares.

La técnica de desensibilización sistemática es utilizada para reducir las respuestas de ansiedad y su objetivo es extinguir la respuesta de miedo o temor convirtiéndola en una respuesta agradable para la persona. Cuando la persona se ha desensibilizado a una determinada situación es muy probable que sus niveles de estrés no vuelvan a aparecer, pudiendo exponerse con tranquilidad a dicha situación.

Los programas de desensibilización sistemática deben ser personalizados para cada persona, no obstante, los pasos a seguir para su realización son siempre los mismos. A continuación, os mostramos tres pasos para un programa de desensibilización al dentista.

Recomendaciones en el uso de apoyos visuales para el tratamiento odontológico

Estas son los que consideramos más importantes:

  • Programar los pasos de la visita al dentista y anticiparlos en su agenda. Es importante hacerlo poco a poco, partiendo de información más específica incluyendo más pasos a información más general y menos pasos.
  • Incluir en la agenda alguno de los intereses de la persona con TEA, ya que esto incrementará la motivación por la realización de las actividades propuestas. Además, ello permite que se pueda negociar la posibilidad de practicar alguna rutina durante un tiempo determinado.
  • Ser concreto, claro y explícito con las normas que puedan establecerse para su seguimiento y/o cumplimiento.
  • Proporcionar información necesaria que le permita tener en cuenta el espacio en el que ocurren las actividades y acontecimientos, así como el tiempo y duración de estos.

Conclusiones

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida en personas con tea a través de la salud y, concretamente, la salud oral, los especialistas en Odontología tienen pendiente una labor muy importante de acercamiento a las personas con autismo para integrarlos a programas preventivos y de mantenimiento, en colaboración con padres y educadores. 

El autismo cuenta con características especiales a tener en cuenta para su diagnóstico y tratamiento. El incremento actual de su incidencia, se puede ver como un incremento de pacientes que acudirán a consultas odontológicas para requerir de una atención especializada. 

Resulta de vital importancia el conocimiento, por parte del personal de salud y, en especial, del especialista en odontología, del manejo de los apoyos visuales y de los protocolos de desensibilización sistemática existentes, con la finalidad de familiarizar a la persona con tea de la visita al dentista y de evitar situaciones de rechazo al tratamiento, lo que reducirá la necesidad de la realización sistemática de procedimientos odontológicos bajo condiciones de sedación o anestesia general.

Es de total relevancia instruir a padres y educadores acerca de la importancia de la prevención a nivel oral y de enfatizar en la necesidad de revisiones periódicas que controlen el riesgo de enfermedad oral en personas con TEA.

La coordinación entre padres-educadores-odontólogos resulta imprescindible para conseguir los objetivos de tratamiento con la finalidad de elevar la calidad de vida de las personas autistas.

¿Has tenido la experiencia de visitar al dentista con tu hijo/a? ¿Qué tal ha sido la experiencia? Puedes dejarnos un comentario o contarnos lo que te ha ocurrido.

Estamos #JuntosenelAutismo

Referencias

2 Comentarios

  1. Me gustaría saber de algún dentista para una persona autista por Carabanchel. Un saludo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Descarga nuestra Memoria Anual

Descarga nuestra Memoria Anual

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2018

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2018

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

Descarga nuestra Memoria Anual 2019

Descarga nuestra Memoria Anual 2019

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2018

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2018

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2019

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2019

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

Descarga nuestra Memoria Anual 2020

Descarga nuestra Memoria Anual 2020

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2020

Descarga nuestra Memoriade Cuentas 2020

Solo tienes que dejarnos tu mail y tendrás acceso a la misma instantáneamente.

Transparencia

You have Successfully Subscribed!

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?