¿Que es el
         
TEA?

El TEA (Trastorno del Espectro Autista) es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida, y altera la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con otros. Los síntomas pueden oscilar desde leves hasta muy severos.

Un diagnóstico rápido y una intervención temprana en un entorno educativo adecuado pueden lograr mejoras significativas en muchos niños/as.

Para más información sobre TEA ver el siguiente video: “El viaje de Maria”, de la Fundación Orange.

INDICIOS

El TEA puede ser diagnosticado a cualquier edad y las alteraciones de cada afectado son muy diferentes,
no hay 2 personas con TEA iguales.
Como ejemplo de algunas conductas que pueden ser características de niños con TEA, pueden estar:

  • Dificultad para interactuar con otros niños
  • Poco o nulo contacto visual. No miran a quien les habla
  • Resistencia o nula tolerancia al cambio
  • No señalan con el dedo ni objetos ni lugares
  • Poca o nula imitación
  • Tendencia al aislamiento. Prefieren estar solos
  • Risa inapropiada o fuera de lugar, en momentos o situaciones en las que no corresponde
  • No responde cuando le llamas por su nombre
  • Repetición “automatizada” de palabras o frases
  • Apego inapropiado a objetos, se pasarían horas y horas con ellos si les dejásemos
  • Juegos repetitivos como, por ejemplo, girar objetos de manera repetitiva
  • Distorsiones sensoriales:
    • Poca sensibilidad al dolor o extrema sensibilidad a ciertos textiles o etiquetas de ropa.
    • Evita el contacto físico de otras personas, o por el contrario invade constantemente el espacio personal de otros.
    • Demuestra poca tolerancia a ciertos ruidos o luces.
  • Baja tolerancia a la frustración, rabietas inesperadas
  • Hiperactividad o hipoactividad
  • Resistencia a los métodos regulares de aprendizaje
  • Aleteos repetitivos
  • Retraso en la adquisición del lenguaje o retroceso (Ha perdido el lenguaje que tenía)
  • No obstante, si sospechas que tu hijo pueda tener algún problema de desarrollo te recomendamos que acudas a tu centro de salud y se lo comentes a su pediatra. Si lo considera necesario te derivará al Neuropediatra y, con posterioridad, al CRECOVI si resides en Madrid (hasta los 6 años) o al Centro Base que te corresponda.
  • En el Neuropediatra seguramente prescribirán pruebas de distinta índole para descartar otras patologías diferentes. No te asustes si te dicen que deben hacerle un electroencefalograma, una resonancia craneal, pruebas de sueño, análisis diversos incluso genéticos, pruebas de audición… es lo normal.
  • La derivación al CRECOVI o al Centro Base, es una solicitud de valoración de discapacidad. Es usual que las familias que están transitando los primeros pasos del diagnóstico sientan aprensión sobre este paso.  Sin embargo, esta valoración es fundamental para obtener los recursos adecuados para las terapias, apoyos técnicos, optar a modalidades educativas más adecuadas, subvenciones y ayudas. Esta valoración es revisable cada cierto tiempo (años).
  • En la siguiente guía de la Comunidad de Madrid, encontrarás algo más de información: Comunidad de Madrid – Información para padres.