El verano ya pasó y el período de vacaciones quedó en el recuerdo. Ya hemos vuelto a las rutinas que tanto necesitan las personas con TEA.

La vuelta al cole es, quizás, la rutina más importante a la que los niños y jóvenes en edad escolar se enfrentan y para los alumnos con TEA, más aún.

Hay alumnos que se están enfrentando a la novedad de un colegio nuevo, profesores nuevos, compañeros nuevos… un cambio que, de no gestionarse bien, puede dar más de un quebradero de cabeza a las familias.

Hay alumnos que han vuelto a su mismo colegio, con sus mismos compañeros y profesores, pero que han estado 2 meses de vacaciones y tienen que volver a acostumbrase a la rutina.

Desde la Fundación ConecTEA queremos dar algunas claves, que minimicen los efectos de estos cambios en los niños con autismo:

La anticipación de los posibles cambios que puedan tener o de las actividades que vayan a desarrollar es un elemento clave. Es importante que sepan lo que va a pasar, para evitarles angustia y frustración. Se les puede preparar materiales visuales adaptados a sus necesidades, que les hagan más llevaderos los cambios.

       Ej.- Normalmente los niños van andando al colegio, pero hoy tenéis que llevarlos en coche.

       Ej.-Hoy vamos a un cumpleaños al parque de bolas

El establecimiento de rutinas les hace más fácil el día a día a las personas con autismo, tener presente los pasos que tienen que dar, en cualquier actividad. Igualmente, puede servir para reforzar y recordar pasos o comportamientos positivos (modelos de aprendizaje sin error) que deben ir incorporando en esas rutinas.

          Ej.- Lavarse las manos

  Ej.- Cómo comportarse en el cole: normas

Para elaborar materiales de anticipación o rutinas, os recomendamos el uso de SAAC (sistemas aumentativos y alternativos de comunicación) como los pictogramas. Los de uso más extendido y generalizado son los de Arasaac.

En su web, www.arasaac.org podéis buscar los pictogramas que necesitéis y los tenéis a vuestra disposición, son materiales de todo tipo adaptados con pictogramas.

La comunicación entre familias y profesores (tanto los que tienen conocimientos específicos en autismo como los que no) es esencial para el correcto desarrollo de los alumnos con TEA en el entorno educativo. Es aconsejable una comunicación directa y frecuente, mediante reuniones, correo electrónico… aunque lo más sencillo es la agenda, donde tanto familias como profesores, pueden escribir los temas que les preocupan o sobre los que trabajan. Puede tratarse de una agenda o libro viajero de las que venden en cualquier papelería, o se puede adaptar una con pictogramas, de manera que el alumno también sea partícipe de esa comunicación. Las agendas escolares también pueden ser usadas de manera habitual como el resto de los alumnos (sin autismo) en función del nivel de comprensión y autonomía que se tenga y en función de las diferentes etapas del desarrollo.

Cuando un alumno llega nuevo al colegio o sus profesores son nuevos, a las familias les preocupa que se produzcan situaciones con comportamientos disruptivos o que causen malentendidos por desconocimiento. En estas situaciones, la comunicación es esencial. Los profesionales que trabajan con los alumnos con autismo deben conocerlos y, hasta que inician las clases, lo normal es que sólo sepan de ellos a través de los informes técnicos de los equipos de orientación o similar.

En la Fundación ConecTEA apostamos por un conocimiento más individualizado y personal de cada alumno con autismo, por lo que usar herramientas o presentaciones como las que os ponemos a continuación, realizadas por las familias, son una sugerencia practica y positiva que pueden emplearse para acelerar la inclusión en el entorno educativo: un cuento, un Curriculum Vitae (CV), una canción, un retrato…

“Hola soy Elena” de Lucía Martínez (loquepasapormicasa.blogspot.es )

“CV” de Tahys de la Cruz

Cuento de Sonia [Muñoz]

Es bastante habitual que los alumnos con TEA acudan a distintas terapias fuera del horario escolar. Es muy recomendable que exista comunicación y coordinación entre los profesionales que atienden a los alumnos con TEA en el colegio y aquellos que trabajan con ellos en las sesiones de terapia conjuntamente con la familia. Esta triada, cuando actúa de una manera coordinada y en la misma dirección, es la responsable de hacer que el aprendizaje se consolide de una manera más rápida y se generalice en diferentes contextos, evitando metodologías contradictorias que, en lugar de ayudar, pueden generar confusión y ansiedad en las personas con TEA.

La vuelta al cole puede ser un proceso algo complicado, os aconsejamos paciencia y tranquilidad para ir acomodándolos en las nuevas rutinas y horarios.