Autismo y comunicadores: una nueva ventana de comunicación

Potenciando la comunicación a través de la tecnología

En los últimos años la tecnología se ha apropiado de la cotidianidad. Dispositivos como tablets y smartphones han hecho posiible que los SAAC (sistemas alternativos y/o aumentativos de comunicación) lleguen a cualquier persona, dando paso a los comunicadores digitales, que están suponiendo una revolución en las personas con autismo y otros trastornos generalizados del desarrollo, pues potencian y mejoran sus capacidades y habilidades de comunicación.

Los comunicadores digitales ofrecen la posibilidad de transportar en un espacio reducido, miles de pictogramas, dejando de lado el velcro, las carpetas y los cuadernos, simplificando la gestión y ganando tiempo y fluidez en la comunicación.

El mundo de la tecnología evoluciona rápidamente y su uso se plantea siempre como herramienta con el fin de facilitar la comunicación de aquellos niños/as que aún no han desarrollado un lenguaje oral, o están en proceso de hacerlo, de manera que no sólo les permita comunicarse, sino además continuar su aprendizaje y desarrollo del lenguaje. 

Dotar a un niño/a (o a un adulto) no verbal de comunicación es fundamental de cara a aumentar su aprendizaje, y disminuir sus conductas disruptivas, inapropiadas y rabietas que generan la frustración de no poder comunicarse.  

Pero los comunicadores digitales, no son una panacea, no solo por instalarlos en la tablet, ya está todo hecho, se necesita de entrenamiento y aprendizaje, no solo del usuario, sino también de las personas de su entorno. Se han de tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Todo el entorno del niño/a, debe de saber cómo funciona la herramienta. Para ello habrá que leerse los manuales de usuario, ver los vídeos, tutoriales y cursos de formación que se ofrezcan. Se trata de saber manejarla con soltura para poder sacar el máximo partido.
  • La coordinación entre los diferentes contextos (familia, escuela, terapeutas, etc.…) en el uso de la herramienta, será fundamental. 
  • La tablet no debe ser vista como un juego, sino como una herramienta, y para ello, deben de conocer la funcionalidad que les ofrece y la posibilidad de comunicación. Si el usuario está acostumbrado/a a utilizarla solo para jugar, será difícil que entienda que con ella se puede comunicar. 
  • La tablet o dispositivo que utilicemos, debe ser exclusiva para cada usuario, dado que tendrá que utilizarla en todos sus contextos.
  • A la hora de la compra del dispositivo, habrá que tener en cuenta los requerimientos técnicos que la App (aplicación) instalada nos va a exigir, de manera que después no nos encontremos que no podemos instalarla y/o usarla

¿Qué comunicador utilizar?

En el mercado actual existen diferentes alternativas, algunos gratuitas y otros de pago, a continuación, os detallamos algunas recomendaciones antes de decantarse por uno u otro:

  • buscar aquella que mejor se adapte al usuario y sus necesidades.
  • que sea personalizable.
  • que tenga la capacidad de evolucionar conforme evoluciona el niño/a, su lenguaje y sus necesidades.
  • que su uso, no solo a la hora de comunicar, sino para realizar los cambios necesarios para personalizarla y ajustarla a las necesidades del usuario sea lo más intuitivo y fácil posible.
  • que permita añadir imágenes reales, además de los pictogramas que el propio comunicador nos brinde.
  • que integre cuantas más funciones mejor, es decir, si además de comunicador, tiene: agenda, historias sociales, etc…, mejor.
  • que cuente con soporte y asistencia técnica.

Por último, antes de comenzar a usar un comunicador digital, habrá que entrenar las siguientes habilidades:

  •  Discriminación: El usuario debe de ser capaz de discriminar los pictogramas e imágenes que vaya a utilizar.
  • Coordinación ojo/mano: En definitiva, que sepa utilizar una tablet, siendo capaz de pulsar con precisión en el lugar correcto, de arrastrar si fuera necesario una imagen para soltarla allí donde se requiera,o de desplazarse en diferentes direcciones por la pantalla.
  • Intención comunicativa: Importante que el usuario tenga la necesidad de comunicarse, y para ello entienda que la herramienta que le ofrecemos es lo que ha de utilizar. Para ello, una vez más, su entorno habrá de hacer el esfuerzo de acostumbrarse a la comunicación a través del comunicador para cualquier petición.

Mas información acerca de los diferentes comunicadores que ofrece el mercado actualmente en:

http://www.fundacionorange.es/junto-al-autismo/soluciones-tecnologicas/

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

× ¿Cómo puedo ayudarte?