Empleo y autismo, un reto de inclusión social de gran importancia en los próximos años.

Empleo para las personas con autismo

Entre el 76 y 90 por ciento de personas adultas con TEA está desempleada y no desarrolla ninguna actividad productiva o laboral.

Las personas con Trastorno de Espectro del Autismo encuentran mayores dificultades en la participación comunitaria y para el acceso al mercado laboral. En la actualidad, se encuentran a la cola de la inclusión laboral en el ámbito de la discapacidad. Esto se debe a varios factores como:

  • Existe una alta tasa de abandono escolar de las personas con discapacidad (43,2%), 18 puntos porcentuales por encima de la tasa de la población general (según datos extraídos de la encuesta de Integración Social y Salud , INE 2012).
  • No todos los centros educativos cuentan con un departamentos de orientación vocacional. Los que sí los tienen no están cualificados ni se ajustan a las necesidades del alumnado TEA, debido a la falta de formación de los profesionales y a la falta de recursos en este ámbito.
  • Muchas de las personas con TEA tienen titulaciones académicas muy por debajo de su potencial debido a la inexistencia de formación profesional y a la inadaptación de las necesidades en la educación superior de las personas con TEA (Autismo Europa, 2014).
  • Según cifras europeas (Autismo Europa, 2014), entre el 76 y 90 por ciento de personas adultas con TEA está desempleada y no desarrolla ninguna actividad productiva o laboral.
  • El 34,5% de las personas con discapacidad oficialmente reconocida eran activos, 0,5 puntos menos que en 2017. Esta tasa de actividad era 43,1 puntos inferior a la de la población sin discapacidad, según los datos que aporta el INE (2018).

Adaptando el entorno laboral a la persona con autismo

El impacto de las personas con TEA en el ámbito laboral han sido tradicionalmente pobres, tanto en calidad como en cantidad. Encontrar el puesto adecuado comienza con el descubrimiento de los intereses y habilidades de la persona; evaluar el estilo de aprendizaje y el entorno laboral. La ausencia de trabajo remunerado o de actividades regulares se ha relacionado con el deterioro de la salud mental y exclusión social (Emerson y Hatton, 2008; Jahoda, 1988) y pobreza en la calidad de vida (Billstedt et al, 2011; Burgess y Gutstein, 2007). Por el contrario, se ha demostrado que el trabajo tiene efectos positivos en adultos con autismo, y especialmente en áreas como la socialización y las habilidades de expresión, así como la calidad de vida (Belchery Smith, 1994; García-Villasamar et al, 2002; Wehman y Kregel, 1988).

Dado que las personas con TEA tienen dificultades con la cognición social y el procesamiento sensorial, inicialmente necesitan una red de apoyo más formalizada, así como una enseñanza estructurada de tareas, tiempo suficiente para aprender el trabajo y adaptaciones para las dificultades sensoriales del entorno laboral. Algunas de estas adaptaciones pueden ser la clave para obtener resultados laborales exitosos en la inclusión laboral de las personas con autismo:

  • Aclarar las expectativas laborales, y lo que se espera de ellos en las tareas.
  • Utilizar elementos visuales para instruir y organizar las tareas.
  • Comunicarse de manera directa, con lenguaje claro y sencillo, sin indirectas o metáforas.
  • Adaptar el lugar de trabajo para evitar distracciones o sobrecargas sensoriales, intentando reducirlas o limitar la exposición de la persona con TEA.
  • Minimizar las asignaciones de múltiples tareas, es mejor dividir la carga de trabajo en varias tandas.
  • Permitir roles independientes, asignar un mentor laboral que ayude a la persona con TEA a supervisar su incorporación y ayudarle a superar las dificultades.
  • Establecer rutinas laborales: un ejemplo muy claro sería evitar que una persona con TEA no tuviera nunca un puesto asignado y que cada día se sentara en un sitio diferente, pues eso podría suponer una incertidumbre diaria.
  • Trabajar con un entrenador laboral, para que previamente se puedan alcanzar pre-requisitos que entrenen a la persona con TEA previamente a la incorporación al puesto de trabajo y adquiera competencias que le sean útiles para prevenir o reducir los conflictos laborales que puedan producirse.

Sostenibilidad y empleo futuro

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcan objetivos y metas concretas para la agenda 2030, y se incluyen algunos concretos hacia las personas con discapacidad, donde podemos incluir a las personas con autismo. La Agenda 2030 constituye un compromiso político adquirido por los gobiernos de las Naciones Unidas y alcance universal recogido bajo un documento que lleva por nombre Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El ODS 8 , Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico, se centra en un futuro que se consolide evitando o superando las barreras prácticas (físicas o mentales) existentes que limitan a personas con discapacidad ejercer sus derechos, sin discriminación.

De aquí a 2030, lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad, así como la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor.

Meta de ODS8:TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

Las empresas y organizaciones pueden contribuir de forma positiva en el ejercicio de derechos y la sostenibilidad ambiental es a través de sus políticas de gestión y desarrollo de políticas en sus actividades económicas y su relación con sus cadenas de valor. Tenemos que ser conscientes de que la pandemia del COVID-19 ha impactado muy negativamente en la consecución de los objetivos ODS, y es posible que retrase el cumplimiento de la Agenda 2030.

Una vez que consigamos superar la crisis sanitaria, es fundamental impulsar la diversidad y la inclusión social dentro de las empresas, sobre todo de los colectivos vulnerables, entre ellos de las personas con autismo.

Desde Fundación ConecTEA, ponemos nuestro pequeño granito de arena para contribuir a la inclusión laboral de las personas con autismo, con y sin discapacidad, pues muchas veces, estos no reciben el acceso a programas específicos de entrenamiento laboral para ser incluidos. Los programas de inclusión laboral deben ser centrados en la persona, permitiendo la evaluación efectiva de las necesidades de ajustes razonables para un individuo con TEA concreto, con sus habilidades y sus dificultades, en lugar de depender únicamente de consejos genéricos para los empleadores.

Aquí puedes encontrar información sobre nuestros programas laborales:

https://www.fundacionconectea.org/prolaborales, o si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo info@fundacionconectea.es.

Estamos #JuntosenelAutismo

Referencias:

https://www.cermi.es/sites/default/files/docs/colecciones/Cermi_ODS_0.pdf

Barriers to employment in autism: Future challenges to implementing the Adult Autism Strategy (Dr Beatriz López & Liz Keenan)

2 Comentarios

  1. Hola,busco información acerca de acoso o maltrato laboral a mujeres autistas ,me pueden ayudar? Gracias

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Mejorar la empleabilidad de las personas autistas con Fundación Nortempo

Mejorar la empleabilidad de las personas autistas con Fundación Nortempo

Fundación ConecTEA ha establecido un convenio de colaboración con Fundación Nortempo, que desarrolla y ejecuta acciones, proyectos y programas destinados a la formación y asesoramiento de personas en riesgo de exclusión social, con el objetivo de mejorar su empleabilidad y facilitar su integración en el mercado laboral.

× ¿Cómo puedo ayudarte?